Historias

Guiado por la luz de Yee Hang.

La aplicación Couchsurfing está especializada en brindar a sus usuarios experiencias de intercambio de hospitalidad. Gracias a ser usuario de ella, puedo empezar a contar esta historia.

Poco recuerdo cuando decidí registrarme en Couchsurfing. Lo cierto es que en Diciembre del 2016 volví a husmear la aplicación y con un viaje a Sao Paulo tuve mi primer experiencia. Pero al regresar a Santa Cruz de la Sierra fue cuando me topé con una de las personas más especiales que se apareció en mi camino.

Ya habiendo leído unos cuantos consejos de cómo entablar relaciones en CS (como los usuarios usan la abreviación), empecé a enviar mensajes a posibles visitantes en Santa Cruz. Me encontré con el perfil de una chica de Hong Kong que su experiencia se basaba en la terapia deportiva y en trabajar en eventos como las Olimpiadas. Inmediatamente pensé que es una de esas personas que tenés que conocer.

Vista de la Catedral Basílica Menor de San Lorenzo.

Luego de enviarle un mensaje y quedar de encontrarnos en la Plaza principal, nos conocimos. La conexión fue inmediata y empezamos a reír en los primeros 5 minutos. Aprovechando la feria artesanal de los domingos de la Manzana 1, le pude explicar parte de la vestimenta típica de esta región y de los diferentes elementos representativos. Algunos como el Toborochi, los tucanes, bijoutería de Sinini y más.

En un stand compramos chupetes de miel de caña y Mocochinchi, para luego irnos a una feria de helados en búsqueda de un buen helado de Achachairú. La noche quedó corta y nos despedimos. Sabía que fue muy poco tiempo así que quedamos en encontrarnos el día siguiente.

Cocineros preparando masitas en el Mercado Nuevo.

Al siguiente día, nuevamente partimos de plaza. Recorrimos parte del centro de la ciudad hasta llegar al Mercado Nuevo de la calle Sucre en búsqueda de bizcochos de maíz. Nos fuimos juntos a recoger a un par de amigos para ir a las Dunas de Arena en Porongo. Ahí, con la historia de Yee Hang y una buena bolsa de bizcochos vimos el atardecer.

Al llegar a Porongo, Yee Hang empezó a hacer preguntas que son poco usuales y ahí compenetramos nuestra cultura. ¿Cual es el significado de tu nombre? ¿Tus padres tuvieron una intención al llamarte así? ¿Porqué las personas siempre están bebiendo?. Hay cosas que pasan tan comunmente en nuestro diario vivir que ni siquiera nos las cuestionamos, pues ella si.

Entre esas y tantas preguntas que hicimos ambos, conocí a Yee Hang. Una chica que dejó Hong Kong por un año para aventurarse a viajar sola por latinoamérica. Un viaje para el que tuvo que trabajar más de 5 años para reunir los recursos necesarios. Una persona que no entra en el estereotipo de una china y que se lanzó en búsqueda de sí misma.

Sus experiencias la han hecho ver su existencia con gratitud y a mirar a través del corazón. Es divertida y tiene una habilidad  para a sentir la energía de cada lugar, las comidas, sonidos y personas. Mucha de su magia se la debe a su fanatismo por las historias de Disney. El mismo que supo asumir con madurez, para verle el lado más real y humano.

Como ya se me hizo costumbre este complejo de guía turístico, llevé en esta ocasión a Yee Hang de #HongKong a conocer las Dunas. Primero pasamos la tarde en la ciudad y luego nos fuimos hasta #Porongo. Esta dulzura de china ya va 9 meses viajando por todo #latinoamérica. Viaja sola pero acompañada de un inmenso valor y coraje para poder cumplir uno de sus sueños de conocer esta zona del mundo. Conocerla fue una experiencia totalmente espiritual y de ella aprendí acerca del destino, las energías y la significación de objetos, personas y situaciones en nuestra vida. Para terminar de fusionar nuestras culturas le invité esta bolsa de #bizcochos que luego terminamos con un jugo de #Achachairú. May we meet again dear Yee Hang. <3 #Bolivia #SantaCruz #chinesegirl #china #couchsurfing

A post shared by Gustavo Lozada (@elhadopropicio) on

Despedirnos fue agridulce. No quería que se vaya, pero me recargó tanto su energía que sabía que ni ella ni yo nos íbamos a ‘separar’. Nuestra amistad (hoy somos muy buenos amigos) creció desde el día que se fue. Lamentablemente días después, me escribió que fue asaltada en La Paz. Su respuesta al hecho fue tan sabia, que confirmé que es una persona que continuaría en mi vida. Me dijo: ‘‘tal vez este hecho era mi destino y me estaba protegiendo de algo aun peor”

Yee Hang fue una de las personas que más energía y ánimos me dio para lanzarme a este proyecto. Por eso, quiero inaugurar este sector de historias con la suya. A pesar de ser una mínima porción de su vida, sé que a más de uno le llegara su luz.

Todos los estándares, son inútiles. – Yee Hang.

My dear Yee Hang, if you are reading this post, this is my gift for you. As you already know, I feel honored to have you in my life. Xie xie. 🙂

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply
    Stephany
    17 marzo, 2017 at 13:55

    La lindura de establecer lazos con gente tan única y diferente a la nuestra. Thanks internet

    • Reply
      Gustavo Lozada
      13 abril, 2017 at 14:14

      Totalmente, ¡Gracias Internet!

    Leave a Reply