Bolivia

3 rutas de aventura, historia y cultura en Vallegrande

Primero fue una gran ciudad, ahora toca una ciudad más pequeña. A pesar de que se la conoce mucho por la carga de ideología politica que pasó por su territorio, trataré de ser lo más neutro con el tema. Más allá de la revolución que vivió en su momento, es una tierra llena de cultura, historia, aventura y un clarísimo mensaje de unión.

La ciudad de Jesús y Montes Claros de los Caballeros de Vallegrande, es la ciudad capital de la Provincia Vallegrande. Se ubica a 244km de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra y se encuentra a 2.030msnm. Por los cruceños es conocida como la región de los valles cruceños y por el mundo, por haber sido el lugar testigo de la muerte de Ernesto ‘Che’ Guevara.

Es posible llegar a Vallegrande desde Cochabamba y Santa Cruz por carretera asfaltada y desde distintas localidades por caminos de tierra. La temperatura promedio es de 18º y basan su actividad económica en la agricultura, fruticultura, ganadería y ahora también con el turismo.

En esta oportunidad, este megapost lo dividiré en 3 sectores: La Ruta del Che, Una ruta en la Ciudad y una Ruta de Aventura para que no quede duda que Vallegrande tiene completamente todo para ofrecer al turista. Ahí les va 😉

RUTA DEL CHE

Es importante decirte que esta ruta la tenés que empezar de acuerdo a la región por la que estés llegando, por el orden cronológico de la historia o que te guiés por tu instinto aventurero. De eso dependerá el entendimiento o el fin de tu visita a esta ruta. Yo empecé por la ciudad y luego me fui alejando hacia los pueblos.

No voy a mentir, JAMÁS leí algo acerca de la revolución por la que Ernesto Guevara ingresó a nuestro país. La relación que tenía con el, era la misma que muchos tienen con el: Socialismo y el actual gobierno. Por eso, me voy a limitar a contar mi experiencia, en base a lo que viví.

Lo más recomendable para hacer este recorrido es contar con la ayuda de los encargados de turismo en la respectiva oficina en la Casa de la Cultura de la Plaza Principal. Algunos de los lugares de este recorrido solo se pueden acceder con autorización de los encargados. Que además, tienen la información más objetiva con respecto a la historia.

Hospital Señor de Malta 

 

En el Hospital Señor de Malta, que sirve a la población vallegrandina, se encuentran distintos lugares representativos para la revolución del Che. En este lugar fue expuesto su cuerpo, el de algunos de sus acompañantes y actualmente hay murales en conmemoración suya.

Desde la entrada al Hospital ya hay historia, siendo el primer corredor el espacio donde se expusieron alguno de los cuerpos. Al entrar al lugar, en un muro del hospital, el artista Mono Saavedra pintó el rostro del Che y la carta que dejó a sus hijos antes de morir.

Pocos metros más allá está La Lavandería, en una infraestructura que está pronta a inaugurarse. En este sitio, se expuso el cuerpo de Ernesto Guevara con los ojos abiertos. Quienes vieron su cuerpo comentan que sentían que su mirada los perseguía y algunos creyentes, consideraban que el era Jesucristo. El lugar está lleno de graffitis, recuerdos y frases de quienes visitan al ‘Comandante’.

Para finalizar el recorrido, se sigue un pequeño sendero donde está La Morgue. Otro pintoresco lugar decorado con frases, pintura y recuerdos de los seguidores. Este lugar es aun utilizado por los médicos. Allí finaliza el recorrido en el hospital.

Coordenadas: -18.494031, -64.107127
Costo: City Tours 40 Bs Extranjeros, 30 Bs Nacionales y Estudiantes Nacionales 15 Bs. (Incluye Museo, Fosa y Centro Cultural y Hospital)
Recomendaciones: Independiente a tu ideología, hay distintas frases y recuerdos de la gente que son bastante peculiares. Si sos de los que les gusta leer, tomate un tiempo para darle una leída a los diferentes lugares. De alguna forma, las paredes se convirtieron en un libro global comunitario.

Jardín de los Guerrilleros

Un poco a las afueras de Vallegrande hay un recorrido que más allá de ser simbólico, es también parte de la historia del fin de la revolución. El Jardín de los Guerrilleros o la Fosa de los Guerrilleros, es el lugar donde fue sepultada Tania la Guerrillera junto a sus compañeros del combate de Puerto Mauricio (Vado del Yeso).

A pesar de que ninguno de los cuerpos se encuentra actualmente allí, las lápidas aún se conservan. Tania fue la única mujer que formó parte del combate, por lo que ella tiene un espacio aparte y con mayor simbolismo. El resto de combatientes los agruparon por fecha y lugar de fallecimiento.

El jardín es muy bonito. Autoridades cubanas, argentinas y bolivianas han dado ofrendas de arbolitos y pinos. Cada uno tiene su distintivo y adornan el espacio para dar una atmósfera de tranquilidad. Una vez más el Mono Saavedra le da un acabado artístico al lugar con un mural.

Coordenadas: -18.484854, -64.096779
Costo: City Tours 40 Bs Extranjeros, 30 Bs Nacionales y Estudiantes Nacionales 15 Bs. (Incluye Museo, Fosa y Centro Cultural y Hospital)
Recomendaciones: El lugar está cerrado si es que planeas ir solo. Los guías tienen la llave y autorización para el ingreso.

Centro Cultural Ernesto Che Guevara

Continuando el recorrido y a una corta distancia de la Fosa, el Centro Cultural Ernesto ‘Che’ Guevara es donde terminaría el la Ruta del Che en la Ciudad. En este lugar se encuentra el Mausoleo del Che, de donde sus restos fueron exhumados junto a 6 de sus compañeros de revolución.

A la entrada del lugar está el Museo del Che, donde hay información suya, de los guerrilleros y réplicas que se han utilizado para películas conmemorativas. El lugar también cuenta con un espacio para librería, snack y un anfiteatro para eventos culturales (todo esto pronto a inaugurarse). Al fondo del Centro es donde se encuentra el Mausoleo, donde simbólicamente están las lápidas de los 7 compañeros de combate. A ello los acompañan banderas, más frases y cientos de fotografías.

Dato curioso, a pesar de que estaban encubiertos y que la revolución iba sigilosa, tomaban bastantes fotografías para la época. El lugar tiene una exposición de muchas fotografías desde la juventud del Che, hasta de los diferentes lugares donde se reunieron, el Che encubierto en Cuba, sus viajes a diferentes partes del mundo, su familia, fotos en Bolivia, en Argentina, con sus compañeros de revolución y más.

Coordenadas: Por alguna razón no logro encontrar las coordenadas del lugar. Así que les dejo la dirección. Final de la Avenida del Ejército. Zona del Cementerio General.
Costo: City Tours 40 Bs Extranjeros, 30 Bs Nacionales y Estudiantes Nacionales 15 Bs. (Incluye Museo, Fosa y Centro Cultural y Hospital)
Recomendaciones: Si vas antes de Octubre del 2017, probablemente encontrés partes del lugar en construcción. Luego estará en mejores condiciones para la atención a los turistas. Aun así, es un lugar silencioso y natural.

Pucará

Pucará queda a 45 Km de Vallegrande, a aproximadamente 1h30m de viaje en auto. Muchas de sus calles estan construidas sobre piedra y a pesar de ser muy pequeño, a nuestra llegada encontramos bastantes personas en la calle, lo que hizo de la experiencia algo más interesante.

Como ya lo mencioné, hice el viaje sin saber absolutamente nada de la Ruta del Che, por lo que nos aventuramos a preguntarle a los lugareños por sitios que hagan referencia histórica al paso del grupo del comandante. Aquí va lo gracioso. El pueblo no significó más que un paso entre La Higuera y Vallegrande de los combatientes, sus cuerpos y militares en búsqueda de ‘los guerrilleros’.

Entonces, cada uno de los viejitos que nos topamos, nos contaba su versión totalmente subjetiva, distorsionada y a la vez, real. Muchos de ellos eran niños en los 60, por lo que su recuerdo de la cantidad de militares y desconocidos en el pueblo les dejó en la cabeza diferentes versiones de lo que sucedía en realidad. Fue muy entretenido y hasta tierno escucharlos con sus historias de la revolución.

El lugar tiene lo básico y sobretodo, una vista entre montañas que es de las más bonitas que he visto en mi vida. Además, en invierno la helada convierte a sus calles en toboganes de hielo y a la naturaleza en hojas blancas y congeladas.

Coordenadas: -18.715029, -64.184624
Costo: Hay mini buses, algunos taxis y el infaltable camión que pasa al lugar. El precio es sustancialmente variante, por lo que podrías tener una tarifa entre 10 y 100 Bs. Dependiendo de la disponibilidad y época, puede cambiar el precio.
Recomendaciones: Si vas a llegar hasta La Higuera y luego regresar por el mismo camino a Vallegrande, te recomiendo comer ó proveerte de alimentos básicos en Pucará. Más adelante sabrás porqué.

La Higuera

Aquí fue. La Higuera viene a ser tan representativo para esta ruta porque este es el lugar donde Ernesto Che Guevara vivió sus últimos minutos antes de su ejecución. El lugar vive y respira por su paso. Las paredes de las pocas casas que hay, llevan mensajes y frases haciendo referencia a su lucha. La pequeña plaza tiene estatuas y monumentos suyos y de alguna forma se siente la dificultad que se vivió en su momento.

La pequeña plaza del lugar cuenta con una estatua del Che de pie, sosteniendo un puro cubano. A pocos metros se encuentra la escuelita donde fue ejecutado. Hay una especie de museo al lado de la pseudo plaza y pocos metros más allá la Casa del Telegrafista.

Pero debo ser sincero, la llegada a este lugar fue intensa. A pesar que yo viajé en vehículo propio, llegué cansado. El camino está lleno de polvo y tierra, para llegar a un lugar donde apenas encontramos 5 personas y 3 de ellos eran franceses. Uno de ellos es el dueño de la Casa del Telegrafista donde no queda más que una réplica de lo que hubiera sido la habitación del telegrafista. El Museo Comunal cuesta 10 Bs. y no tiene más que unas cuantas fotos que ya habíamos visto en Vallegrande. Los otros franceses ofrecían almuerzo por 60 Bs. El pueblo estaba vacío.

Conocimos a Don Anacleto, quien nos contó su trabajo, su experiencia con los militares y su voluntad de llevar a nuestro amigo brasileño a la Quebrada del Churo. Puedo decir que es un viaje que realmente lo deben hacer los amantes de la historia, seguidores de esta ideología y extremos aventureros.

Coordenadas: -18.715029, -64.184624
Costo: Desde Pucará a La Higuera tendrías que esperar un camión que esté dispuesto a llevarte que probablemente te cobraría unos 10-15 Bs. si es que decide cobrarte. Un taxi entre 100 y 150 Bs.
Recomendaciones: Los franceses tienen los costos más elevados de comida y hospedaje. Si estas corto de dinero, algunos ‘higuereños’ tienen hospedaje con un costo mucho más accesible. De igual forma, su comida. Si buscas llevarte un recuerdo y vas camino a Vallegrande, no compres nada en La Higuera que el costo es muuuy alto. En Vallegrande hay más variedad y mejores precios.

Esta viene a ser la Ruta del Che más simple y rápida. La ruta completa puede durar unos 3-4 días aumentándole al recorrido que les muestro La Quebrada del Churo (que no logré hacer por un pequeño accidente) Alto Seco, Abra del Picacho, Santa Elena, Vado del Yeso y algunos continúan hasta Camiri.

RUTA EN LA CIUDAD

Una vez acabada la Ruta Histórica del Che, nos quedamos unos días más para explorar la ciudad y ver con qué nos sorprendía. No cabe duda que quienes hacen a esta hermosa localidad, son sus habitantes. Esa cordialidad, el recibir el buenos días de TODOS los extraños que pasaban a nuestro lado y la voluntad de las personas de explicarnos lo que no entendíamos, me enamoró completamente de los vallegrandinos.

Plaza Principal

Como en muchísimos lugares en el mundo, la Plaza Principal es el punto de reunión de conocidos y extraños. Alrededor de la Plaza principal es posible ver arquitectura colonial, rosas, flores, inmensas palmeras y mucha gente pasando el tiempo o esperando transporte en la plaza.

Allí se encuentra la oficina de Turismo, la Iglesia Matriz y algunas otras entidades que pueden ser fundamentales para tu visita, como hoteles, bancos, farmacias y snacks. La tranquilidad del lugar y el delicioso clima de los valles te invita a sentarte en los asientos de la plaza y por un momento sentir el sonido calmo de una pequeña ciudad.

Coordenadas: -18.489416, -64.108172
Recomendaciones: Te reto a charlar con algún desconocido, algún viejito o algún viajero. Es un lindo lugar para crear un buen recuerdo.

Museo Arqueológico

Como lo dice en la entrada, ‘‘Los pueblos sin museos son como los hombres sin alma”. Pues que alma que tiene Vallegrande. Ahí en la misma Plaza Principal, está el Museo Arqueológico Osvaldo Vergara. Este museo dedicado a mostrar al público el desarrollo cultural a través de la arqueología, expone material lítico que c0rresponde a culturas, tiwanaku, inca, omereque, amazónica y yampara.

Coordenadas: -18.489416, -64.108172
Costo: City Tours 40 Bs Extranjeros, 30 Bs Nacionales y Estudiantes Nacionales 15 Bs. (Incluye Museo, Fosa y Centro Cultural y Hospital)

Mirador La Cruz

En el Barrio La Muralla, está ubicado el Mirador La Cruz. El lugar es lindo, tiene una vista bastante beneficiosa para observar la ciudad y está dentro de Vallegrande. Llegar es recontra fácil y todos los vallegrandinos saben como ayudarte a llegar.

En una de sus estructuras se puede subir unos dos metros más arriba, por lo tanto hay una mejor vista. Se podría decir que es una plaza-mirador, ya que hay lugares para sentarse, un pequeño parque y hasta podría ser escenario de una romántica cita. En un día ligeramente nublado, podés ser testigo de como los rayos del sol atraviesan las nubes y embellecen a la ciudad. Tuve la oportunidad de vivirlo y fue asombroso.

Coordenadas: -18.494019, -64.110746
Costo: Gratuito
Recomendaciones: Dependiendo del momento del día en el que vayas, sería bueno que lleves buen abrigo que la brisa del viento, es un poco más intensa ahí arriba.

Plazuela Ruben Terrazas

La Plazuela Ruben Terrazas en sí no es lo más atractivo del mundo. La razón por la que está en esta lista es por la importancia como experiencia que tuvo para mi en el viaje. Es el centro de abastecimiento para la gente del pueblo. A un lado está el mercado y al otro lado el mercado campesino, donde yo hice mis compras para comer los días que estuve en Vallegrande.

Sobre la misma plazuela encontré pan vallegrandino a las 7 de la noche. Habían varias señoras vendiendo pan ‘recién salido del horno’ del cual disfrutamos por 3 días con no más de 15 Bs. En una de las veredas se encuentran los puestos donde hay tradicionales sombreros y ponchos para el frío.

Por último y no menos importante, lo que hace al Vallegrandino amante empedernido de su carnaval: EL ALCOHOL. El día sábado encontramos a varias personas ocupando los puestos de las panaderas, pero esta vez ofreciendo los licores y tragos tradicionales de la región. Quien ha ido a Vallegrande y no probó Rimpolio, Quirusilla y los diferentes licores de frutas de la región y silvestres, definitivamente no se a qué fue. ¡DELICIOSOS!

Coordenadas: -18.494019, -64.110746
Costo: Licores a 25 Bs. Sombreros 50 Bs. Ponchos 100 Bs. Pan desde 1 Bs.
Recomendaciones: El lugar es seguro, no es necesario andar ocultando el dinero. Si sos extranjero y estas leyendo esto, vas a ser víctima de la viveza criolla y te van a querer cobrar más, pedí rebaja a todo. Si sos local, ya sabés como funciona esto 😉

Iglesias

Para los devotos y amantes de la arquitectura de iglesias, dos lindas iglesias para visitar en Vallegrande. La primera es la Iglesia Matriz, que viene a ser el templo principal de la ciudad. Es básicamente el ícono visual de Vallegrande, ya que su altísima torre sobresale por donde la veas.

Es más, la torre del campanario es la torre en piedra más alta de Bolivia. Si, definitivamente lo es. Tuve que alejarme una calle entera para poder capturar la iglesia sin ningún corte de la torre. Tiene grandes portones de madera y su interior se caracteriza por su sencillez.

A ello le sigue la Iglesia Señor de Malta, ubicada en la calle del mismo nombre. Lo interesante de esta iglesia es que en su interior se encuentra una antigua escultura de origen español del Cristo. Se presume que esta, fue tallada en ébano y posteriormente cromada. Por lo tanto el Cristo de la Iglesia Señor de Malta, es negro.

Coordenadas: Matriz: -18.715029, -64.184624 Señor de Malta: -18.491568, -64.107716
Costo: Gratuita
Recomendaciones: Consultar a los vallegrandinos por los horarios en los que generalmente pueden encontrar las iglesias abiertas. Si no sos creyente, mucho respeto.

Calles de Vallegrande

Te preguntarás por qué incluyo calles como un destino de visita. Darle vueltas a pie a las calles de Vallegrande es súper reconfortante. La arquitectura de las casonas respeta una estética que hace al pueblo único y pintoresco. A pesar de que no hay mucha vegetación en las calles y la línea cromática es muy tierra, muchas de las casas están pintadas de diferentes colores y siempre hay alguien caminando hacia alguna parte.

Alguien, gente, vallegrandinos. Eso es lo que realmente hace a sus calles. Efectivamente todos se daban cuenta de que nosotros no éramos del lugar. Recibíamos buenos días, buenas tardes o buenas noches todo el tiempo de totales desconocidos. Sonrisas por doquier, se sentía la amabilidad y sobre todo, una seguridad de poder portar mi cámara colgada en el cuello sin tener el más mínimo miedo a ser víctima de un robo.

Si vas a Vallegrande, aventurate. Salí de la casa, hotel, alojamiento o donde te quedés. Creeme que estas calles te van a sacar más de una sonrisa y un excelente recuerdo de su gente, que con un acento mezclado entre el oriente y occidente boliviano, te invitan a sumergirte en su cultura y diario vivir.

RUTA DE AVENTURA

A pesar que me quedó corto el tiempo para realizar más rutas de aventura, considero que estas tres son importantes por su carga histórica y como actividad al aire libre. Las dos primeras van de la mano y la última es posible realizarla en la misma ciudad de Vallegrande.

Pinturas rupestres y religiosas

Aproximadamente en una distancia de 3 km. se encuentran agrupadas una serie de pinturas rupestres y religiosas que forman parte de un recorrido de aventura interesante. Se dice que las cuatro pinturas religiosas que se encontraron, forman una especie de cerco espiritual, teniendo en medio a la pintura rupestre de la Cueva del Diablo.

El Padre Santo, San José, La Virgen de la Purísima y la Cruz latina son las que acorralan a la Cueva del Diablo, en un recorrido que fácilmente se podría hacer en un trekking de una mañana o una tarde completa y también en bicicleta. Nosotros lo hicimos en auto y con la ayuda de Leo, nuestro guía.

Está previsto que esta ruta tenga pronto una señalización adecuada para que los turistas puedan acceder a la ruta solos, ya que actualmente es IMPOSIBLE llegar de forma independiente. Tanto asi que ni siquiera pude tener las coordenadas de cada una de las pinturas.

Para los creyentes, es una ruta de sacrificio y en cada uno de las pinturas religiosas hay huecos o recipientes para hacer ofrendas de dinero,  hasta espacios para poner velas y rezarle a sus santos.

Costo: Consultar por los guías turísticos disponibles. Hay un guía que tiene vehículo propio que dependiendo de la negociación, pueden acceder a un buen precio. Consultas en la Oficina de Turismo de Vallegrande. (591-3)9422271
Recomendaciones: Ropa muy cómoda y sobretodo zapatos adecuados para caminar sobre piedras e incluso moho. Es una ruta muuuuy aventurera, por lo tanto hay que tener en cuenta que hay pequeños senderos con plantas con espinas, plantas que generan picazón y una que otra que se enreda en la ropa.

Molinos de Piedra

De forma simultánea al recorrido de las pinturas rupestres y religiosas, están algunos molinos de piedra que fueron utilizados en la época y que ahora están abandonados.

Hay una intención de mejorar esta ruta y de refaccionar los molinos que continúan en pie. Estos molinos se utilizaban para moler todo tipo de granos, haciendo uso de la energía hidráulica de los diferentes ríos y quebradas que están por la zona.

Algunas piezas ya no existen, otros pedazos de piedra tallada están perdidos pero la estructura básica continua en pie de dos de los molinos que visitamos. Hasta no hace mucho tiempo se seguían utilizando, ya que la energía eléctrica en Vallegrande llega con la Cooperativa Rural de Electrificación a fines del siglo pasado.

Me encantaron los dos recorridos. Pudimos ver diferentes paisajes, piedras llenas de musgo verde casi fosforescente, el paso del río entre piedras, y cientos de flores y bayas silvestres con colores que nunca había visto en la naturaleza.

Costo: Al igual que la ruta de pinturas, consultar con la Oficina de Turismo.
Recomendaciones: Las estructuras están frágiles, por lo que es recomendable no ingresar en ellas ya que se pueden derrumbar.

Los Paraos

Este fue el último lugar que visité antes de regresar a casa. De igual forma quise que sea el último lugar del post por lo que significó para mi. Al inicio del post les comentaba que Vallegrande me dejó con un mensaje de unión y lo viví al final de este trekking de una hora.

Los Paraos, viene a ser la pronunciación vallegrandina de ‘Los Parados’. Es un cerro de camino lleno de piedras, en el cual se puede vivir una caminata no tan larga pero empinada, con el destino de tener una de las mejores vistas de la región.

En el pico del cerro hay tres torres formadas por piedras que representan a los tres jefes de las culturas que habitaron la zona: Itaguira como el jefe Chiriguano, Guakane era el jefe incaico y Pedro Lucio Escalante y Mendoza, el jefe español. Que además de ser los jefes, eran también guardianes de Vallegrande.

Desde allá arriba, veía valles, cielo puro, personas y casas. Todo esto en una ciudad llamada Vallegrande, que aceptó tres diferentes culturas y supo convivir con todas ellas haciendo una perfecta simbiosis cultural e histórica con la que hoy, todo vallegrandino se siente orgulloso de tener.

Ahí me dejó el mensaje de unión. Que si ellos lograron aceptar, convivir y avanzar con tres culturas abismalmente diferentes, el resto del país y por qué no el mundo, podríamos lograrlo. ¡Grande Vallegrande!

 

Coordenadas: 18.488840,-64.120719
Costo: Gratuito
Recomendaciones: Es posible llegar solo, pero de todas formas es mejor ir acompañado a este tipo de aventuras, en caso alguna caída o pérdida en el lugar. Los senderos aun no están marcados precisamente y podría tomarte un poco más de tiempo llegar a la cima si vas sin compañía de alguien que conozca Los Paraos.


¿Creen que esto es lo único para ver en Vallegrande? Definitivamente no. Hay varios lugares que me quedé sin visitar. Algunas cascadas o ‘pajchas’ que rodean a la ciudad, helechos gigantes, cuevas, la Represa de Guadalupe y uno de sus principales atractivos a nivel nacional, el ‘Carnaval Vallegrandino declarado Patrimonio Cultural e Inmaterial del Pueblo Boliviano”

Me fui  pensando en la frase que dice que los vallegrandinos no son ni chicha ni limonada. Pues no necesitan nada del resto, tienen todo de ellos mismos. Son rimpolio y quirusilla, son bailes de colores y trajes de elegancia, son peculiares en su acento y la sonrisa amable de su gente. ¡Gracias Vallegrande!

Para finalizar, un agradecimiento enorme a quienes hicieron esta travesía posible. A Leo Lino, Responsable de la Unidad de Turismo de Vallegrande, por su dedicación y el acceso que nos dio a la información y lugares turísticos del lugar y a la familia Guzmán por su hospitalidad.

¿Te animás a Vallegrande?

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply